King and Court

Foro rol dedicado a las dinastías más importantes del S. XVI
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Bienvenidos
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Navegación
Staff del foro
Personaje del Mes
Últimos temas
» Dark War [Normal] +18
Dom Jul 03, 2011 12:32 am por Invitado

» Internado Sons Of Shadows {Elite}(¡Se necesita gente!) MUCHOS PERSONAJES LIBRES
Sáb Mar 05, 2011 6:01 am por Invitado

» Lectores Escribiendo
Jue Mar 03, 2011 5:13 pm por Invitado

» Cuentame [Foro Serie Española]|Normal (Muchos Personajes Predeterminados libres)
Dom Ene 30, 2011 3:31 pm por Invitado

» Bloody True Love (Elite)
Vie Ene 21, 2011 9:56 pm por Invitado

» Solo leer, porfavor :(
Miér Ene 12, 2011 10:12 pm por Alexander Fitzroy

» La tua cantante {Normal}
Mar Ene 11, 2011 1:54 pm por Invitado

» Sectusempra {Foro Nuevo/Normal}
Sáb Ene 01, 2011 6:53 pm por Invitado

» Internado Eqqualia
Vie Dic 24, 2010 7:03 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 94 el Dom Dic 31, 2017 12:37 am.
Mejores posteadores
Akasha de Court
 
Alexander Fitzroy
 
Henry VIII Tudor
 
Clarisse A. Balizari
 
Anastasia Romanovna
 
Ekaterina Ivanovna
 
Elena Cachaciu
 
Mary Tudor
 
Anne Boleyn
 
Annabelle Freyre
 
Estación
Photobucket
Afiliaciones V.I.P.
Learning to live Photobucket Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Crear foro Klinzmann Mental Hospital Image and video hosting by TinyPic Underworld New Era Photobucket

Comparte | 
 

 ¿Son bellas las rosas heladas? {King Henry}

Ir abajo 
AutorMensaje
Elizabeth Sawyer
Condesas
avatar

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 01/11/2010

MensajeTema: ¿Son bellas las rosas heladas? {King Henry}   Miér Nov 03, 2010 4:14 pm

Se decía que los jardines privados del palacio real eran los mas bellos de toda Inglaterra y para Elizabeth sin duda era real. En primavera, las flores, completamente abiertas, le daban al palacio un aspecto de felicidad, muy colorido y sin duda desprendían un olor que inundaban todos los jardines. Aún así, para la condesa no había mayor placer que ver las rosas, rojas cual sangre, heladas, de formas que el rocío quedaba convertido en lagrimas de cristal.

La condesa disfrutaba con los paseos por aquellos jardines. Como aquel dia no era demasiado frío no era necesaria una gruesa piel que cubriese los hombros de la castaña por lo que el vestido, de amplias faldas, escueto corsé y un precioso color granate era mas que suficiente para protegerla de las inclemencias del tiempo.
Desde luego cabe destacar que el tiempo que la condesa no pasaba en su casa lo pasaba allí, no sin razones ya que varias de sus amigas habitaban en aquel palacio, la princesa Mary Tudor estaba bajo su cuidado, al ser su dama de compañia, y la señorita Boleyn la cual era su mejor amiga, esa unica mujer en la que Elizabeth sentia que podria confiarle casi todo. Pero aquel dia, la castaña no buscaba la compañia de ninguna de las dos, simplemente se dedicaba a pasear, lenta y con parsimonia. Esta vez los bajos de su vestido arrastraban sin cuidado alguno por el suelo, que al contrario que en el resto de Londres, allí se podria decir que se encontraban limpios. Pese al frio, no habia ninguna placa de hielo sobre el suelo, ni habia charcos de agua aunque había llovido aquel dia por la mañana.

Elizabeth hizo un alto en su paseo delante de un precioso rosal que destellaba debido a que el sol, escaso sea dicho, se reflectaba sobre las heladas gotas de agua que cubrian tanto las hojas como las mismas flores. Ni corta ni perezosa la condesa alargo la mano y arranco una de las flores. Se la hubiese llevado a la nariz si supiese que en ese momento la flor desprenderia algún aroma. La mujer no solia hacer movimientos en vano asique se limitó a llevar la rosa entre sus estilizados dedos y a la altura del torax.

Después de un rato, cuando el paseo de la castaña ya era considerable, unos pasos alertaron a Elizabeth de que había alguien, que quizás había tenido la misma idea que ella, no muy lejos de allí. Simplemente la mujer se paró, escudriñando cada rincón de jardín que estaba a su vista pero no de forma llamativa. Desde fuera parecería como la mujer simplemente observaba la belleza del magnifico jardín.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Henry VIII Tudor
King of England/Admin
avatar

Mensajes : 186
Fecha de inscripción : 18/10/2010

MensajeTema: Re: ¿Son bellas las rosas heladas? {King Henry}   Miér Nov 03, 2010 10:01 pm

La credibilidad de un rey jamás era puesta en duda, y aquellos necios que se atrevían a cuestionarla terminaban como el mismísimo rosario de la aurora. Muchos eran conoceedores de que, a pesar de la insistencia del rey en proclamar que su relación con Catherine seguía igual que siempre, y, sus instintivos para aducir a su declaración se tratasen de fingidas miradas de predilección y falsas sonrisas de amor hacia la susodicha, esta vez, la palabras alentadoras de Henry estaban en el punto de mira. Plantearse un divorcio era una tarea de lo más sencilla si se consideraba que el matrimonio era nulo e inválido. ¿Cómo demostrarlo, pues? La mente reversible del joven soberano había ideado mil y un planes para encontrar una posible solución al dilema planteado. Solución que se resguardaba bajo un manto de grandes espectativas puestas en la nueva alianza, la poderosa España del Emperador, también el país de Catherine, su todavía esposa. Sabía que debía de pensar en su reino, y la nueva alianza con Carlos era para ambos satisfactoria. Además, hacía tiempo que se la tenía jugada al engreído rey Francis. Pero no podía evitar pensar en el distanciamiento que aquello supondría con Anne; las espectativas, en el ámbito personal del monarca, no lograban serle del todo complacientes.

Los rayos del Sol podían vislumbrarse a través de aquel manto de nubes perpetuas que ocupaban gran parte del cielo del reino inglés. Los ojos cristalinos de Henry se entrecerraron cuando la tenue luz traspasó sus pupilas. Respiró hondamente por la nariz para, después, observar de reojo a amigo y confidente Thomas Moro, el cual se encontraba tras su espalda. El rey, colocando sus manos tras la misma, que estaba cubierta por una gruesa capa de piel que le llegaba hasta las pantorrillas, volvió su mirada al frente y se pronunció. - Sir Thomas... - Sus labios producieron un pequeño sonido apenas perceptible de cuán hastiado se encontraba como para recibir más noticias. "Confío en que se encuentra en buen estado de ánimo hoy día, Majestad." Henry se limitó en arquear una ceja y a componer una mueca de fastidio con los labios, sin moverse ni un ápice de su ubicación. "Me parece que el aire fresco nos mejora y nos aclara la mente. Aun más para cuestiones tales como las que traigo. " Las últimas palabras de su viejo amigo hicieron que encarara su cuerpo hacia su dirección. - ¿Y bien? Debo ser honesto con vos, Thomas. Espero recibir buenas notícias, pues las malas noticias se aglomeran y no hacen nada más que incrementar la poca paciencia que presento al afrontarlas. - Le aseveró el rey con un tono mordaz, acompañado por una de sus tantas torcidas sonrisas con aquel deje de ironía.

Sí, ya era un hecho según el comunicado del humanista. La alianza con el Emperador había resultado ser factible, ambos derrocarían al rey Francés, y Henry recuperaría las tierras que una vez pertenecieron a su padre. A partir de ahora, su mente estaría en gran parte ocupada por la próxima celebración para recibir a su, técnicamente, sobrino Carlos. Tras finalizar la conversación con Moro y proseguir con su itinerario por los grandes jardines de su Palacio, acompañado por sus séquitos que se encontraban a unos pocos metros tras él, a lo lejos, se encontró con la figura de una mujer que reconocería en cualquier lugar. Por el rostro del joven monarca se cruzó la sorpresa. La compañía de la Condesa durante éstas últimas semanas habían resultado ser escasas, considerando que su concomitancia con Elizabeth era del agrado del rey. Era amiga de la mujer que amaba. La familia de Anne, inclusive sus amigos y allegados, eran siempre recompensados por Henry. Y si además éstos apuntaban maneras y eran poderosos como la mujer que tenía a unos metros de él, la relación llegaba a ser más obsequiosa. Los pasos de Henry parecieron captar la atención de su amiga, sin embargo, ésta se había detenido para observar uno de los tantos puntos del jardín. El rey, con una afable sonrisa dibujada en los labios, acortó toda la distancia. Sus séquitos aguardaron tras el rey. - My lady... - Le dijo finalmente para aclamar su atención, inclinando la cabeza con levedad en señal de saludo.



Última edición por Henry VIII Tudor el Jue Nov 04, 2010 12:19 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://kingandcourt.activoforo.com
Elizabeth Sawyer
Condesas
avatar

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 01/11/2010

MensajeTema: Re: ¿Son bellas las rosas heladas? {King Henry}   Miér Nov 03, 2010 10:41 pm

Desde luego esa voz era reconocible desde cualquier lugar. Aunque llevaba días sin escucharla Elizabeth tenia un don para registrar caras, nombres y voces poderosas. La condesa miro la flor que sostenia sus manos pese a que la flor ahora le interesaba lo mas mínimo, simplemente aprovecho la posición en la que se encontraba su cabeza para continuar observando a su alrededor hasta que por fin su ojo captó en una esquina de su campo de visión, la figura que estaba buscando, seguida, por supuesto, de otras tantas. Elizabeth a veces creía que el Rey sería capaz de hacer que todo el pueblo ingles le siguiese allá donde iba aunque dicho sea de paso, si ella estuviese en su posición tambien lo haría. Alzó la cabeza de nuevo fijando su vista en unos matorrales de flores que en su época debieron ser de un color anaranjado pero que ahora en cambio presentaban el típico color grisáceo del invierno. Sonrió , mas para ella que para el mundo y sus dedos juguetearon con la rosa, tocado las espinas del tallo de esta, sin herirse los dedos ya que debido al frio estas no tenían toda la dureza que podrían tener quizás en primavera o en verano.

Varios pares de golpes repetidos en el suelo la alertaron de que el Rey y sus corderos no tardarían en llegar hasta donde ella estaba y como no, la condesa borro la sonrisa de su rostro que ahora parecía muy interesado en algún punto del jardín. Desde luego, se podria decir que Elizabeth era la mujer mas dulce de la corte y ojala fuese así, las cosas serian mas fáciles.

La vista de la castaña siguió perdida en el jardín hasta que la voz, algo cansada, de Henry irrumpió en su mente, distrayéndola de su afanosa labor por memorizar los helechos helados cerca del matorral de flores naranjas. Elizabeth se giró lentamente, engarzando la rosa que llevaba en las manos entre los cordones delanteros de su corsé, y con la mano que ya tenia libre cogía delicadamente las faldas de su vestido levantándolas ligeramente a la par que su cabeza y torso hacían una pequeñas pero reseñable reverencia al Rey.
-Majestad.- volvió a incorporarse, soltando la falda de la granate vestimenta. -Que grata sorpresa encontrarle aquí, pensé que a nadie le gustaba pasear por aquí debido al frio.- y en la mente de la joven se bordó una sonrisa maliciosa mientras que en su rostro otra de completa fascinación permanecía enganchada a sus labios cual insecto en la tela de una araña, delicada.

La mujer, colocó una de sus manos sobre su falda y la otra toco delicadamente los pétalos de la rosa que pendía de su corpiño, mientras sus ojos curiosos estudiaban al Rey, su expresión y a su séquito. Desde luego Elizabeth no era tonta, sabia ver cuando algo valía la pena y Henry, por mucho que le costase admitirlo, la valía, aunque realmente estaba fuera de sus planes principales. -Me preguntaba, Su Gracia y perdone si mi proposición es arriesgada o fuera de lugar, si le gustaría acompañarme a pasear, las rosas se ven bellísimas en esta época.- Murmuro la castaña, con un hilo de voz dulce mientras sus ojos se desviaban de la mirada del Rey. Realmente si fuese por ella le mantendría la mirada incluso aunque eso le costase la mas terrible de las muertes, pero ella sabia como debía actuar en cada momento.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: ¿Son bellas las rosas heladas? {King Henry}   

Volver arriba Ir abajo
 
¿Son bellas las rosas heladas? {King Henry}
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» The Beast/Henry Phillip "Hank" McCoy
» Rosas de cristal
» Las chicas más bellas de los JJOO
» juegos de shaman king
» Porque no solo las rosas poseen espinas * Yahisa*

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
King and Court :: Reino de Inglaterra :: Palacio de Whitehall :: Jardines privados-
Cambiar a: