King and Court

Foro rol dedicado a las dinastías más importantes del S. XVI
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Bienvenidos
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Navegación
Staff del foro
Personaje del Mes
Últimos temas
» Dark War [Normal] +18
Dom Jul 03, 2011 12:32 am por Invitado

» Internado Sons Of Shadows {Elite}(¡Se necesita gente!) MUCHOS PERSONAJES LIBRES
Sáb Mar 05, 2011 6:01 am por Invitado

» Lectores Escribiendo
Jue Mar 03, 2011 5:13 pm por Invitado

» Cuentame [Foro Serie Española]|Normal (Muchos Personajes Predeterminados libres)
Dom Ene 30, 2011 3:31 pm por Invitado

» Bloody True Love (Elite)
Vie Ene 21, 2011 9:56 pm por Invitado

» Solo leer, porfavor :(
Miér Ene 12, 2011 10:12 pm por Alexander Fitzroy

» La tua cantante {Normal}
Mar Ene 11, 2011 1:54 pm por Invitado

» Sectusempra {Foro Nuevo/Normal}
Sáb Ene 01, 2011 6:53 pm por Invitado

» Internado Eqqualia
Vie Dic 24, 2010 7:03 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 94 el Dom Dic 31, 2017 12:37 am.
Mejores posteadores
Akasha de Court
 
Alexander Fitzroy
 
Henry VIII Tudor
 
Clarisse A. Balizari
 
Anastasia Romanovna
 
Ekaterina Ivanovna
 
Elena Cachaciu
 
Mary Tudor
 
Anne Boleyn
 
Annabelle Freyre
 
Estación
Photobucket
Afiliaciones V.I.P.
Learning to live Photobucket Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Crear foro Klinzmann Mental Hospital Image and video hosting by TinyPic Underworld New Era Photobucket

Comparte | 
 

 A day with you {Anne Boleyn}

Ir abajo 
AutorMensaje
Henry VIII Tudor
King of England/Admin
avatar

Mensajes : 186
Fecha de inscripción : 18/10/2010

MensajeTema: A day with you {Anne Boleyn}   Jue Nov 04, 2010 8:05 pm

El trayecto a caballo aquella mañana, de un sábado que prometía ser incluso más frío que los anteriores, no fue un impedimento para que el explorador e incansable Henry, -esta vez acompañado por su amada Anne Boleyn- aprovechara para pasar más tiempo alejado de todos los asuntos de Estado, y se dedicara a compartir parte de su tiempo con su querida Anne. El pausado trote del animal causado de la marcha que habían adoptado para poder entablar una estable conversación, les guiaron cerca de los bosques cercanos a Hampton Court. El Majestuoso Palacio construído por órden del rey, y el favorito del mismo por excelencia. Los orbes azulados del rey inglés, aquellos que brillaban con una intensidad que tan sólo tenía lugar cuando se encontraba en compañía de la joven Boleyn, al ladear la cabeza hacia al frente, se permitieron la osadía de disaudir durante unos segundos la mirada clavada en los ojos juguetones de la morena para observar la magnificiencia del paraje.

Los copos de nieve caían del firmamento, suavemente, cual destello que terminaban por fundirse sobre el ropaje del rey y el de la mujer. Lágrimas congeladas que conseguían enmascarar ya de por si, aquel intenso verde común de los bosques de Inglaterra. El frío quedaba prácticamente reducido cuando los brazos de su amada le rodeaban la cintura al mantenerse aferrada a él con gusto, como toda pareja enamorada. Las manos del joven monarca, ocupadas al sujetar el estribo que guiaba al animal, tiraron del mismo. Éste, tras ladear el hocico y bramar, prosiguió de nuevo con la ruta matutina que había sido irrumpida durante un par de segundos. Henry, impaciente por observar nuevamente el rostro de Anne, ladeó la cabeza y la observó de reojo para, seguidamente, dedicarle una de sus tantas cómplices sonrisas. Había echado muchísimo de menos su compañía en días díficiles y poco llevaderos; no siempre podía dedicarle su total atención debido a temas de gran relevancia que, como rey, debía de atender por encima de cualquier otro asunto.

En la distancia, con tan sólo palabras en tinta plasmadas en las miles de cartas en donde Henry había dedicado horas para su amada, no le eran del todo suficientes. No si no podía tenerla como ahora, entre sus brazos. El joven soberano ahora bien sabía que no podía vivir sin ella. Cada vez estaba más convencido que, con la rotunda decisión por separarse de su actual esposa, alcanzaría aquella anhelada felicidad de hacía años. Además de purificar su conciencia y no seguir viviendo en pecado ante los ojos de Dios. El monarca aceleró la marcha al arremeter los estribos con ahínco hasta que, en aquel instante, la guardia que acompañaba a la pareja de amantes se colocaron frente a los mismos. El rey detuvo al animal en el instante en que tiró fuertemente de los estribos que lo sujetaban, mientras que éste correspondía al dar marcha atrás con su cuerpo y al mover el hocico de un lado a otro. Las plumas del sombrero que llevaba el rey a conjunto con su ropaje violáceo se movieron al compás del gélido viento.

"Majestad, cerca de la espesura se encuentra el lago que buscábamos."

- Bien, caballeros. Entonces guiadnos hasta allí. - Les comunicó el rey a la par que una torcida sonrisa tintaba su rostro. Como si la vida de aquellos guardias dependieran de ello, rapidamente retomaron la marcha tal y como había ordenado Henry. El monarca les siguió a trote. - ¿Y bien? Decídme, ¿qué os parece la sorpresa que os tenía preparada, amor mío? - Le preguntó a Anne entusiasmado, ladeando la cabeza hacia un costado. - Me pareció muy oportuno salir de Palacio para pasar un rato a solas en vuestra compañía; vos y yo. Y dedicaros mi total atención y muestra de afecto. - Curvó los labios en una ladeada sonrisa, mostrando parte de su inmaculada dentadura. Acercó su rostro al de la joven muchacha y acarició con la punta de su nariz la de su amada, en una muestra de cariño. Lo que más deseaba Henry en aquellos instantes era desconectar junto con la joven Bolena de todo lo que les rodeaba. Pero, ¿lo lograría? Temía que la curiosidad de Anne terminara por hacerle confesar que la nueva alianza con Carlos V incrementaba los problemas respecto a su divorcio. Ladeó la cabeza para enfocar su vista al frente, no sin antes tomar aire por la nariz. - Os maravillará el lago, es un lugar que suelo frecuentar después de un día de caza. - Le informó nuevamente, mientras que una pequeña y suave risa se escapaba de sus voluminosos labios.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://kingandcourt.activoforo.com
Anne Boleyn
Damas de la Reina
avatar

Mensajes : 73
Fecha de inscripción : 31/10/2010

MensajeTema: Re: A day with you {Anne Boleyn}   Sáb Nov 06, 2010 5:59 am

El pausado trote del cabello permitía a la joven Boleyn enfocar la mirada en el paisaje del lugar el cual simplemente podía ser descrito como hermoso, las copas de los árboles estaban repeletas de nieve resaltando su belleza natural, mientras que los arbustos y cesped estaban llenos de un blanco completo. Su mirada cristalina se paseaba por aquel paisaje mientras sus brazos se abrazaban al cuerpo que tenía frente suyo, su mejilla se encontraba justo en la parte superior de la espalda de su acompañante deseando que ese cuerpo le transmitiese un poco de su calor corporal debido a aquel frío que hacía en el lugar, frío que sin lugar a dudas empeoraría en cuestión de horas, pero como la joven Boleyn había pensado aquello valia la pena por una tarde con el rey a solas, una tarde después de aquella que había sido tanto tiempo atras. Anne se encontraba comodamente detrás de aquel hombre con él cual al parecer le esperaba el mejor futuro que podría obtener, sonrió inconscientemente ante aquel pensamiento para continuamente desviar la mirada hacia el rostro del rey, encontrandose con su mirada, aquella que le había encendido algo en su cuerpo en la primera mirada.

Aquel frío dibujaba un tierno sonrojo sobre las mejillas de la joven que se encontraba abrazada al rey, disfrutando tan solo del paseo el cual no sabía donde terminaría, mientras colocaba la mejilla contraría en la espalda de su acompañante consiguio observar aquella sonrisa que le dedicaba el monarca a lo que ella respondió con una sonrisilla propia que ilumino de manera automática su rostro. Aquella sonrisa permanecio en su rostro mientras sus parpados cedían de manera que su cuerpo se relajara y que pudiese notar de manera inmediata como el rey aceleraba el trote del animal haciendo que el gélido viento diese contra ellos haciendole estremecer. Habían sido unos días algo complicados últimamente sin poder visitar el palacio, claramente Anne sabía de los distintos trabajos del monarca y no podía interrumpir en ellos, tenía que ser cuidadosa en cada uno de sus movimientos, quería, deseaba y buscaba que el rey le buscara a ella y no de otra forma, ciertamente eso había funcionado ya que ese día lo pasaría a lado de él algo que en el fondo le emocionaba, pero no lo demostraba como otras lo harían de hecho se comportaba de manera normal, quizá un pequeño mátiz de misterio a su alrededor simplemente todo con un proposito.

Sus pensamientos fueron interrumpidos abruptamente por la voz de uno de los "guías" que le acompañaban, y fue entonces cuando escucho la voz del monarca haciendole levantar el rostro del escondite que tenía su rostro en su espalda y enderezarse un poco, una pequeña rafaga de viento estampo contra su rostro haciendole fruncir aquella peqeuña nariz que poseía, segundos después tan solo escucho como el rey se comunicaba con ella por lo que levanto la mirada para encontrarse con su mirada -Esplendida, la mejor sorpresa hasta el momento he de admitir- susurro con suavidad la joven -Ha sido perfecta vuestra idea, necesitabamos tiempo juntos después de esa separación que ha durado una enternindad, vuestra ausencia creo un vacio en mi interior- un suspiro escapo de entre sus labios al sentir la caricia que él monarca le proporcionaba, aquel pequeño toque despertaba llamas en su interior, haciendole pensar en querer estar cada segundo de su vida a su lado. Notaba el trotar del caballo, las personas que les guiaban se encontraban un tanto adelantadas por lo que la joven se encontraba menos cohibida siendo de esta manera que se volvio a abrazar al cuerpo del rey sonriendo con tranqulidad mientras sus pequeñas y pálidas manos se entrelazaban alrededor de él. La risa del rey causo una de ella -Solamente deseo pasar mi tiempo con vos... Aún así no mentire y admitire que me encuentro maravillada con vuestra decisión de mostrarme este lugar- podía sentir como el caballo galopeaba a un ritmo constante, aquel sonido era de alguna manera relajante para la joven debido a que tenía un ritmo, algo que disfrutaba y tranquilizaba a la joven.

Sería sincera consigo misma, había valido el tiempo esperado para llegar aquella tarde en la cual todo parecía ir de manera perfecta, aquello era algo emocionante si se ponía a pensarlo podría empezar de nuevo con aquel cortejo con el monarca algo que si realmente lo hacía por su familia también lo hacía por su propia cuenta, disfrutaba del tiempo que pasaba a lado del joven monarca las conversaciones que ambos sostenían y aquella tremenda atracción que entre ambos existía le hacía caer rendida a los pies de él. En aquella misma tarde esperaba obtener un poco de información de que era lo que había impedido al monarca pasar algunos minutos con la joven y de igual manera disfrutar del tiempo que él le brindaba para estar juntos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
A day with you {Anne Boleyn}
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Had the Queen lived an alternative history of Anne Boleyn
» ficha de Ann D. portgas
» ROGUE/Anne Marie
» Anne Mowbray y el destino de los Howard
» Amazonomaquia V Anne Mariel de Geminis

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
King and Court :: Reino de Inglaterra :: Londres :: Bosques :: Lago-
Cambiar a: