King and Court

Foro rol dedicado a las dinastías más importantes del S. XVI
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Bienvenidos
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Navegación
Staff del foro
Personaje del Mes
Últimos temas
» Dark War [Normal] +18
Dom Jul 03, 2011 12:32 am por Invitado

» Internado Sons Of Shadows {Elite}(¡Se necesita gente!) MUCHOS PERSONAJES LIBRES
Sáb Mar 05, 2011 6:01 am por Invitado

» Lectores Escribiendo
Jue Mar 03, 2011 5:13 pm por Invitado

» Cuentame [Foro Serie Española]|Normal (Muchos Personajes Predeterminados libres)
Dom Ene 30, 2011 3:31 pm por Invitado

» Bloody True Love (Elite)
Vie Ene 21, 2011 9:56 pm por Invitado

» Solo leer, porfavor :(
Miér Ene 12, 2011 10:12 pm por Alexander Fitzroy

» La tua cantante {Normal}
Mar Ene 11, 2011 1:54 pm por Invitado

» Sectusempra {Foro Nuevo/Normal}
Sáb Ene 01, 2011 6:53 pm por Invitado

» Internado Eqqualia
Vie Dic 24, 2010 7:03 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 94 el Dom Dic 31, 2017 12:37 am.
Mejores posteadores
Akasha de Court
 
Alexander Fitzroy
 
Henry VIII Tudor
 
Clarisse A. Balizari
 
Anastasia Romanovna
 
Ekaterina Ivanovna
 
Elena Cachaciu
 
Mary Tudor
 
Anne Boleyn
 
Annabelle Freyre
 
Estación
Photobucket
Afiliaciones V.I.P.
Learning to live Photobucket Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Crear foro Klinzmann Mental Hospital Image and video hosting by TinyPic Underworld New Era Photobucket

Comparte | 
 

 Un día en el mercado [Mary Tudor]

Ir abajo 
AutorMensaje
Elena Cachaciu
Burguesía
avatar

Mensajes : 100
Fecha de inscripción : 02/11/2010

MensajeTema: Un día en el mercado [Mary Tudor]   Miér Nov 03, 2010 2:44 am

Tenía que reconcoer que ni Inglaterra era mi país favorito, ni Londres la ciudad que más me maravillara del mundo, pero eso no importaba. Ahí estaba, recorriendo sus calles con paso ligero. Su clima era extremadamente húmedo y una densa neblina cubría toda la ciudad, dificultando incluso el respirar. La lluvia amenazaba día sí, día también con derramar su furia contra el lugar, sin que nadie pudiera hacer nada para evitarl y el sol no salía muy a menudo. Tanto era así que estaba casi segura de que muchos no conocían lo que era levantarse con los primeros rayos del sol acariciando de forma lenta tus mejillas. Eso era una realidad que nadie podría negar. Y no es que no me gustara la lluvia, al contrario, pero no podría prescindir de esas tardes soleadas paseando por cuaquier rincón de Roma.

Ladeé la cabeza resignada mientras recorría las calles de la ciudad, mezclándome entre su gente, con una falsa y por supuesto perfecta sonrisa en mis labios. Una que engañaría a cualquiera que se atreviera a pedirme una, aunque fuera en silencio. La verdad es que desde la muerte de mis padres y la posterior pérdida de mi título, fortuna y poder no me apetecía sonreír demasiado, pero sabía perfectamente que en algunas ocasiones era necesario hacerlo. Me sabía esa lección de memoria y había aprendido a aparentar de tal forma cualquier expresión en mi rostro que siempre parecía real.

Mis pies caminaron utilizando pequeños pasos hasta llegar al mercado, uno de los lugares más interesantes de la ciudad sin duda. No sabía cúanto tiempo me iba a quedar exactamente. Podían ser días, semanas o incluso meses, pero sabía que el Papa no soportaría mucho tiempo la lejanía de su amante y necesitaria reclamar mi presencia enseguida. Añoraría mis besos, mis caricias, mi piel...echaría de menos mi cuerpo desnudo entre las sábanas de su cama y el olor que mi ser desprende. Sí, no dudaba en que no tardaría en mandar a alguien a buscarme. Sólo me quedaba esperar y ser paciente.

Esbocé una sonrisa torcida en mis labios, satisfecha ante tales pensamientos, como si de una gran victoria se tratase. Y es que en cierta manera así era. El Papa era una persona influyente, extremadamente poderosa e incluso temida, pero entre mis manos no era más que un hombre. Un hombre que necesitaba sentir el calor de un cuerpo joven, que se necesitaba sentir querido y que sabía perfectamente que yo le proporcionaría todo lo que el anhelaba. Suspiré y me dediqué a observar los objetos que se vendían en ese lugar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mary Tudor
Princesa
avatar

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 02/11/2010

MensajeTema: Re: Un día en el mercado [Mary Tudor]   Miér Nov 03, 2010 3:18 am


Raras veces, por no decir nunca salía con dirección al pueblo mismo. De hecho no recordaba haberlo visto nunca desde la perspectiva de un transeúnte, siempre pasaba en carroza y con las persianas abajo para que no corriera peligro. Sin embargo, mi curiosidad y mi sentido común me obligaron a pedirle a mi intitutriz que me lleváse a conocer el reino de mi padre. En un primer momento ella se negó, a decir verdad, aun lo hace, pero mi testarudez pudo más y el carácter de mi padre salió a relucir dándo la orden de que se me llevara donde quisese. Cuando me ponía así de caprichosa por un asunto tan importante, sabían que debían hacer lo que yo dispusiera o terminaríamos mal. Después de dejar en claro que lo que ocurriera iba a correr bajo mi conciencia y me haría cargo salimos del castillo con un sequito de damas y guardias para que velaran por mi eterna seguridad.

En un principio tomamos el carruaje real para trasladarnos porqué no era conveviente que hicieramos esa largo trayecto a pie. Mientras ibámos en marcha, mi corazón estaba acelerado de la emoción y espectación, esto era algo que había esperado desde que tenía consciencia, sin embargo jamás se llegó a realizar por mis problemas de salud tan recurrentes. Le pregunté a mis damas de mayor confianza como era el pueblo y me entrtuve escuchando sus descripciones e historias.

Una vez que llegamos, me bajé con la ayuda de uno de los sirvientes y me arropé con cuidado de no dejar que mi cuerpo se enfriára demasiado, no podía coger un resfrío o estaba muerta. A mi lado se dispusieron los guardías creando una cuadrilla perfecta que tenía como centro a mi humanidad. Mis damas iban tras de mi al pendiente de cualquier eventualidad que pudiése ocurrir. Respiré ansiosa y me puse en marcha, sería una salida inolvidable.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Elena Cachaciu
Burguesía
avatar

Mensajes : 100
Fecha de inscripción : 02/11/2010

MensajeTema: Re: Un día en el mercado [Mary Tudor]   Jue Nov 04, 2010 2:40 am

La exitación recorría cada rincón del mercado, como si el propio aire, impregnado de ese exquisito perfume tan propio del ser humano como era la exitación en sí misma. Y es que al parecer había escogido un día perfecto para visitar en mercado. El mejor día, diría yo y eso que todavía no conocía el motivo de tanta efusividad entre las gentes de la ciudad. Pero estaba más que claro que no tardaría en enterarme, pues la mejor forma de hacerlo, sin parecer demasiado curiosa es entablar conversación con cualquier mujer que atienda un puesto en el mercado. Dejar hablar a una mujer así, cuyas aficiones son el chismorreo y los cotilleos frescos no es nada complicado. Simplemente hay que tener paciencia y esperar a que suelte lo que buscas saber.

Me acerqué a un puesto cualquiera. Al que tenía más cerca y fingí interés por lo que allí se vendía. Estaba observando los abalorios que se vendían y que seguramente tendrían éxito entre las clases más bajas, puesto que eran coloridos y baratos. Excesivamente coloridos para mi gusto, tenía que reconocerlo. Inmeditamente una mujer de aspecto cansado, huesos anchos y ojos pequeños se acercó a mí, brindándome su mejor sonrisa.

Una sonrisa que contesté con una pequeña curvatura de mis labios. Estuvo un rato alagando sus productos, comentando lo exquisitos que eran, pero al final no pudo resistirse a comentar que se rumoreaba que la hija del rey iba a visitar la ciudad. Por supuesto lo achacó todo a rumores sin sentido, quizás malintencionados, pero se podía ver en sus ojos que deseaba que fueran ciertos, quizás para añadir algo de emoción a sus vidas.

Y seguramente por ese motivo las mujeres se habían vestido con sus mejores galas y perdían más tiempo del habitual en el mercado londinense. Porque querían comprobar con sus propios ojos si la pequeña princesita iba o no iba a posar sus pies en ese lugar. Y no se tardaron mucho tiempo de dar por satisfecha su curiosidad, pues su alteza hizo acto de presencia, depositando su pequeño cuerpo, cubierto por abrigos para evitar resfriarse seguramente, entre una cuadrilla de soldados que vigilaban que a la princesa no le ocurriera nada.

La expectación iba en aumento a cada paso que la hija del rey daba. De la boca de todo el mundo salían palabras de orgullo, alago e incluso sorpresa o admiración. Palabras que en muchas ocasiones serían más que falsas, pero que la gente creía oportunas en ese momento. Y allí estaba yo. Observando desde mi posición el paseo que estaba realizando la pequeña princesa.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mary Tudor
Princesa
avatar

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 02/11/2010

MensajeTema: Re: Un día en el mercado [Mary Tudor]   Vie Nov 05, 2010 10:16 pm


Sin duda todo aquello era tan... No sabía como explicarlo en realidad, un sentimiento de dicha y a la vez de congoja me lleno por completo. Observé todo cuanto pude tratando de memorizar está primera visita y quizá única. Por entre los espacios que dejaba la guardia al camina fui consciente de cuan era todo tan diferente al castillo y a la corte misma. No había demasiada opulencia, habían más risas, gritos y gente. Por todos lados habían personas que me mirababan y sonreían, unas se persinaban y clamaban cosas como: "Que Dios bendiga a su alteza, la princesa Mary" "Larga vida a la princesa" entre otras. No pude evitarme aterrarme ante la marea de personas que se comenzaba a aglomerar en rededor dejándo un pasillo cada vez más estrecho. Sin duda el pueblo estaba en pleno y los campesinos y mercaderes eran quienes se apostaban en primera fila. Sus rostros morenos gracias al sol, sus manos maltratadas, sus vestimentas percudidas y peinados algo desechos me hicieron encojer el corazón. Mi intitutriz puso una de sus manos en su hombro haciendo que la miráse hacía arriba.

-Su alteza ¿Estaís segura de que quereís seguir?- Preguntó con una mueca algo aprensiva. Me detuve un momento a pensar, era verdad que esto estaba resultando algo apabullante pero no desistiría en mi intento de conocer a quiénes, estaba segura, algún día serían mis subditos. Sin embargo tal muestra de seguridad y casi vanidad no debía ser una respuesta correcta.

-Segura, Milady. Recordad que se acerca el cumpleaños de Lady Jane y quiero regalarle algo- Contesté, sabía que sería regañada por tal acto pero mi testarudez era conocida. Mi intitutris no hizo más que asentir y posicionarse a mi lado, no sin antes haber cruzado unas palabras con el jefe de la guardía. Segundos después escuché de forma estridente como se anunciaba que yo iba a compar algo en el mercado y se necesitaban los puestos desocupados. Un leve tono rosado cubrió mis mejillas avergonzandome al instante.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Un día en el mercado [Mary Tudor]   

Volver arriba Ir abajo
 
Un día en el mercado [Mary Tudor]
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Rumores y fichajes mercado invierno
» MERCADO DE VERANO 2011/2012
» Precios de mercado
» Caminando por el mercado
» Mercado propio

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
King and Court :: Reino de Inglaterra :: Londres :: Mercado-
Cambiar a: